Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
(Juan 8:32)